¿Por qué no volví la mirada?

Vuelve la vista atrás cuando partas, cuando a tu espalda siga ese olor familiar de tus padres, de tus abuelos, de tu mejor amigo, de tu pareja…  Nunca sabes cuándo puede ser la última vez. ¿Qué te cuesta girar la cabeza y volver a sonreír?

Créeme hazlo, no te arrepentirás… Desborda con tus te quiero a las personas que han significado tanto para ti… No importa que ya lo hayas hecho. Vuelve a hacerlo siempre, nunca en la humanidad sobró algún “te quiero”.

Acaricia sus manos, besa  su frente, acurrúcate en sus piernas… ¡Ámalos! Abrázalos como si fuera la última vez y siéntelos como si de la primera se tratase.

Por eso, cuando recibas esa llamada a las tres de la mañana de un martes cualquiera, te darás cuenta que nunca sobró nada. Entenderás al colgar tu teléfono que la vanidad del tiempo siempre acorta los momentos dulces, y extiende la amargura del último instante.

Añorarás las riñas inocentes, las tardes de verano, aquellas historias tan pesadas que narraba el abuelo…  Recordarás esa calle de tu infancia, y te verás allí, la última vez que tu memoria tuvo la oportunidad de compartir algún momento con tu cuerpo. Y te preguntarás… ¿Por qué no volví la mirada una vez más?

Anuncios

“Jirones de un Relato” en Agenda Atalaya

Aquí os dejo el enlace de Agenda Atalaya, en la sección de Recomendados aparece mi libro “Jirones de un Relato”. El próximo 17 de septiembre presentación y venta de “Jirones de un Relato”. Os espero. Saludos!

http://www.agenda-atalaya.com/

Una pausa carnavalera. “Los cafres” 2008

En medio de todo mi desorden literario y a las puertas de la publicación de “Jirones de un Relato” (A la venta el próximo 17 de septiembre 2013). Acabo de topar con el cajón de la nostalgia, donde di mis primeros pasos como escritor. En el año 2007 comencé a trabajar en un nuevo repertorio de carnaval. En esta ocasión nacerían “Los cafres”, unos jóvenes  rebeldes e incomprendidos, hastiados por la pobreza social.

Aquí os dejo la presentación escrita y un vídeo donde podréis escuchar su tremenda musicalidad. Adjunto también algunos pasodobles que no vieron la luz y que hoy, seis años más tarde he decidido publicar. Un saludo a todos, buenas tardes.

Presentación

Ábreme  las ventanas220px-Dodger_introduces_Oliver_to_Fagin_by_Cruikshank_(detail)

Que ya llegó la mañana,

Mi barco ancló su huida

Y pienso robarte la vida.

Huyendo de las desgracias

Vagando… ¡y dando las gracias!

Pisado y hasta humillado

Por los placeres de la vida.

Por tantas mentiras y engaños

Se colmó mi copa…

¿Qué puedo hacer?

Ya me cansé…

¿Qué voy a hacer si me tocó

Vivir así?

No quiera ver en mí un ladrón,

Si cafre soy no lo pidió mi corazón.

Es la vida miserable quien me ha de entregar.

Dígale a esta tierra que me pida perdón,

Que yo le daré lo que yo quiera.

¿Quién me ha de pagar por este vivir de mierda…?

Y aunque libre me pariera, lo que siento es

Puta libertad.

Que la vida a este cafre, sin clemencia

Quiso condenar…

¡Quiso condenar!

Tras la presentación aquí os dejo los pasodobles inéditos que no se llegaron a publicar. Saludos.

Pasodoble al cafre

“Rompo el silencio del alba,

Vivo más noches que días,

Al diablo vendí mi alma,

Y en las camas más frías,

Entrego cada día…

En cada copa que bebo,

Suelto el amor que le debo,

A todos los corazones,

Que cambian sus pasiones

Por tantas traiciones.

Mis mayores reverencias

A mis dotes de conciencia

Soy feliz con mi sino,

Ya nada tengo perdido.

El mundo que se abre, no importa que vuelva

La espalda si no voy de frente.

Y bebiendo voy pisando siempre, aunque ignorando donde llegaré.

Con alegría llego a donde quiera, ese es mi lema.

No tengo miedo a la muerte,

Ya jugué con esa suerte.

No vuelva la cara

No esconda sus miedos

Nunca tendré sus riquezas con mi ropaje ¿a donde llego?

Tu sufriendo cada mes por letras o alquiler tardías

Yo voy buscando un colchón cada noche

Dando las gracias al cielo por un nuevo día.”

Pasodoble prostitutas

“Cauce de todos los hombres,

Rayo de la primavera,

Fortuna de un rico pobre,

Amante y compañera.

Puertas de mi frontera.

Llévate todos mis versos

Al son que dé tu universo.

Sombra de cada mañana,

Eclipse de fulanas

De manos gastadas.

De las mil noches robadas.

Del sudor de tu almohada.

Despertar de los sueños,

Alma que vaga sin dueño.

Princesa del cuento

Y reina de todo el silencio que compra tu tiempo.

Confidente de las noches que vagan despacio soñando volver.

Lienzo de historias y lamentaciones de las desgracias.

Mujer de poco equipaje,

Siempre te sobro el coraje.

Mujer de las noches,

Mujer de mujeres.

La bruma del horizonte

Donde se pierden almas sin norte.

Cada noche un corazón, una nueva ilusión soñada…

Tantas la veces que enciende tu cuerpo,

La luz que nace en tus labios y muere en tu almohada.”

Pasodoble al amor verdadero

Ya solo arde esa llama

Que me alumbró tantas noches.

La que con hola empezaba

Y con beso acababa

Al alba en una cama.

Ya se murió la poesía,

La que alumbró un nuevo día.

Ya se miente en cada letra,

Callaron los poetas,

Esconden sus letras.

Y buscando en cada esquina

El abrazo de la noche.

Escupiendo hasta su alma

Por los placeres sin calma.

Buscando en su copa

Desnudar todas sus vergüenzas

Vistiendo mentiras.

Y legando en cada beso

Toda su inocencia

Buscando el placer.

Y resguardando toda cortesía

¡Sólo fingía…!

Maldita sea este tiempo

Que no encuentra sentimientos.

Se bebe las noches,

No siente reproches.

¿Dónde quedó esa prudencia?

Del primer beso, que es la inocencia.

Brindaré con mi amistad al ser que con lealtad se entrega.

Y quien se abraza un amor tan verdadero.

Me quitaré hasta el sombrero por ese te quiero.

¿Quieres saber más sobre “Jirones de un relato”? Aquí conocerás a sus personajes…

siluetas

Poco falta ya para que el próximo 17 de septiembre podáis disfrutar del libro “Jirones de un Relato”, el cual será editado por la Editorial Seleer en formato papel y ebook.  Tres historias diferentes con un único fin común, la palabra “Búsqueda”.

Por ello quería presentaros a los protagonistas; conozcamos un poco más sobre cada uno de ellos.

“La Dama del Desamor” nos traerá  a India. Personalmente es mi favorito y al que más afecto guardo.

“Petite” como su madre la llama cariñosamente, tiene 19 años. Nació en Touluse pero ha vivido desde muy pequeña en España, concretamente en Sevilla. Criada en el seno protector de Teresa, su madre.

Es una persona dulce, soñadora, enamoradiza. Lectora voraz y admiradora de los versos de Pablo Neruda.

Como contra aparecen sus incontables complejos físicos y sociales. No tiene amigos y es una persona inestable, acomplejada de sus propios complejos.

El vacío dejado por su desconocido padre pesa demasiado y es un continuo lastre para su vida. La necesidad de encontrarse consigo misma y conocer su pasado choca con la falta de explicaciones de su madre.

Teresa odia, detesta e intenta borrar día a día su pasado, pero conoce las ansias de búsqueda de su hija…

Inesperadamente y en medio de esta disputa familiar entre madre e hija, la aparición de una misteriosa carta con el seudónimo “Suri´te” cambia por completo el rumbo de toda esta historia.

En el relato “Ya no quedan flechas” aparece Carlos. Estudiante, deportista y adicto a la red social. Es una persona perfeccionista, organizada y cuadriculada en las tareas diarias.

Pero hace varios meses que su relación con Clara se apagó. Su afán por solucionar la ruptura de la manera correcta y menos traumática le ha llevado al espiral hastiado de la costumbre y monotonía. A desubicar su propio interés sentimental, al desconocimiento de sí mismo.

La palabra amor se ha convertido en calvario, y la bendición de una vida diferente en la red apacigua las embestidas de apatía hacia Clara.

Curiosamente en el día de los enamorados y en la red, Carlos encuentra la manera definitiva de acceder a Clara y el verdadero motor de su vida y de su corazón.

Por último encontraremos “Las noches con Sandra.” Una historia de amor, pasión y sentimientos.

Nuestro protagonista Juan Carlos es un joven prudente, bondadoso y noble. Dedicado desde siempre a sus estudios, no es hasta el verano de 2003 cuando conoce los primeros tintes del amor.

Curiosamente sus misteriosos sueños le hacen perder el norte de la realidad. Sandra, es una hermosa mujer que perturba su descanso. La peculiaridad de sus encuentros nocturnos tiene un extraño precio que pagar. Sus sueños.

Basilio es su fiel amigo y confidente, pero su amistad se tambalea cuando éste cuestiona la realidad de los testimonios nocturnos de su amigo…

Nuestro protagonista deberá luchar por conocer la verdad de toda esta historia, mermado por las dudas de su amigo intentará en su particular búsqueda, conocer la auténtica cara del amor…

¿Hasta dónde podrá llegar la silueta de Sandra? ¿Qué separa la realidad de la ficción?

Conoce el desenlace el 17 de septiembre…

José Carlos Valverde Sánchez