La deshonra de ser español en España

Desde Adolfo Suárez, la sociedad jamás ha vuelto a coincidir en la política nacional de este país. El nacionalismo español o patriotismo, se ha visto mermado por la caverna antisistema y la permisividad del ciudadano evolucionado que tropieza con la involución constante.

Poco más o prácticamente nada ha solucionado el “bipartidismo”, tan de moda en estos tiempos de crisis y falta de soluciones. La nulidad política y los continuos intervalos entre izquierda y derecha en la Moncloa no han hecho nada más que sobrellevar los problemas sociales a debate entre gobierno-oposición.

Pero el problema (uno de tantos) que representa España como nación va mucho más allá del desalentador panorama político. La falta de identidad y el desacuerdo conformista, es un continuo querer y no poder en la escala de identidad de un país sin nación convincente ni unificada.

Porque España, y no nos engañemos, no es un Estado de Derecho. Es una cueva de tópicos. Sociales, morales, éticos y arcaicos.

El socavón ignorante y conformista que ve pasar día a día su identidad hasta el punto de esconder lo que verdaderamente representa.

Pero vayamos al grano, y es que un país no se arregla con absurdas políticas de austeridad ni recortes sociales. Justo ahí recala el motor que mueve la nave. Y así, trastocando sus ejes no retomaremos el rumbo correcto.

De nada sirve que haga un trabajo periodístico de todos y cada uno de los errores que han puesto al gobierno contra las cuerdas. Porque no hay que esconder nada, fuera tópicos.  El Partido Popular ha fracasado en su intento de imparcialidad económica, social y personal. No me cabe la menor duda que Mariano Rajoy tiene la solución, pero a costa del sudor de la frente equivocada.

El camino es éste, pero el medio de transporte elegido es erróneo. Es como si intentáramos de cruzar el Sáhara en un triciclo. Ridículo ¿verdad?

Sin embargo la unión social debe cooperar con la identidad del pueblo, de esta nación, de España, con la suya y única alternativa existente. Basta ya de bandera paleolítica tricolor ni águilas derrocadas que solo buscan alzar el momento en la mano de algún ignorante sin aspiraciones sociales de progreso. ¡Basta! De verdad ¡B-A-S-T-A! Fuera el  oportunismo alarmista del que vive anclado en el siglo XX, del que nada aporta, del antisistema social y no político. Fuera el desconocimiento que involuciona en la unión de este país. Bienvenidas las aspiraciones en los avances sociales, las que pululan el horizonte de la España del siglo XXI. Me vanaglorio al contemplar un pueblo entero que sale a la calle con la única mentalidad política de alcanzar el bienestar social de los suyos y no de un ideal pasado, obsoleto, inservible, incómodo y oportunista.

Pero los ácaros clandestinos mariposean en el oportunismo alarmista de este país. Sin estar en disposición de la elección, sin importarle verdaderamente su futuro, situados en un estado amoral e irrevocable. Ni aquí, ni allí… estar sin estar. Como definió el gran Kierkegaard en su filosofía de los estadios. “El indiferente hace dejación de su responsabilidad y, al negarse a realizar su frágil y arriesgada –pero tal vez hermosa- libertad, se abandona a la cosificación”. Acaba siendo cosa entre cosas, algo que nada aporta, inerte, vacío, porque todas dan lo mismo: NADA.

Es el tópico español, y este país lleva años resbalando por su identidad. Continuos son los aspavientos y murmullos cuando decimos alto y claro: ¡Soy español! Pero ¿Por qué? ¿Es que acaso no reside en este país? ¿Si se proclamase la tercera República España pasaría a llamarse… Cómo? ¿O es que durante la primera o segunda, en algún momento del tiempo pasó a llamarse de otro modo? De ser así, a día de hoy a mí, nadie me ha avisado aún. Ni he podido recoger alguna cita en los libros de historia sobre ese tema… Llámeme necio.

Luego curiosamente la mayoría de esos ciudadanos presume de ser “ciudadano del mundo” continuamente reniega de su nacionalidad y del capitalismo americano…

Me cansa ver como un residente español luce su bandera contra el tópico republicano y su mermada permisividad de una bandera, que por si ustedes no lo recuerdan, es anticonstitucional. ¿Es que acaso es el español y su bandera nacional quien infringe la ley? ¿Por qué tiene que esconderse? ¿Cuándo vamos a erradicar el tópico (por cierto mal utilizado por el ignorante) “España/español = Facha”?

¡Y ojo! Me parece fantástico que la diversidad política luzca y reluzca continuamente. Pero no deberíamos olvidar cual es la realidad social y lo que existe verdaderamente. Si sabes levantar una bandera, tienes que respetar otra. Porque el respeto gana siempre cualquier batalla.

Pero ese es el tópico nacional, criticar lo que se permite criticar. Lo que moralmente impone una sociedad arcaica, retrógrada y equivocada.  Una sociedad que involuciona constantemente y que jamás llegará a encontrar el final del camino.

¿Y todavía nos preguntamos por qué somos el culo de Europa? Por cosas como estas, sumadas a la mala y turbulenta gestión política claro está. Pero primero el ciudadano tiene que saber qué quiere hacer con su destino, sobre todo para reivindicar, criticar o aplaudir lo que verdaderamente quiere y necesita. No lo que equivocadamente se ha ido imponiendo en una sociedad obsoleta balanceada en la moralidad equivocada del paleolítico clandestino. Porque no nos engañemos, JAMÁS, léanlo JAMÁS se solucionará un problema del siglo XXI con “herramientas” del siglo XX.

Quiero aclarar sobre todo para la caverna que tildará mi artículo de lo que moralmente sus principios sociales le permitirán criticar (como a todo) Que ni represento, ni sigo, ni muchos menos estoy a favor de ningún partido político en concreto. Como dijo Del Nido (Presidente del Sevilla FC) Soy un ciudadano sevillano en Andalucía, andaluz en España, y español en Europa. Lo vuelvo a repetir: No represento ni he representado a ningún partido gubernativo, ni estoy a favor de ninguna política social en concreto. Me considero una persona que evoluciona y que está de acuerdo con un ideal siempre que favorezca el bien social mío y de los españoles, independientemente del partido que provenga. Gracias a todos y bienvenidos al siglo XXI.

José Carlos Valverde Sánchez

Anuncios

Un comentario en “La deshonra de ser español en España

  1. Efectivamente ningun pais puede perder su identidad, pero ahi la cuestion, porque no se cumplen las reglas establecidas LA CONSTITUCION, para mi al igual que los ministros juran cumplir la constitucion todo paralamento o senado cetral o autonomico deberia jurar y cumplir la constitucion. Esta deberia de ser la Regla de Oro, sean catalanes, vascos , andaluces etc, el partido que se niegue a jurar la constitucion deberia ser expilsado del sistema democratico nacional, regional o local.
    Aqui una de las causas de nuestro sistema partidista y neolitico, debido a las politicas separatistas y gobiernos centrales que permiten deslocalizar el poder de una nacion, nos ponemos a merced del poder financiero, causantes del sistema que nos ha llevado al desjuste de gastar mas de lo que ingresamos y permitido por la clase politica tan desmembrada.
    Reflexion, porque la clase politica no permiten ser elegidos en listas abiertas, ¿podriamos escoger a las personas que por su carisma y preparacion veamos mas aptos?
    Hay dejo y señalo tres puntos:
    < Sacar la Ley que obligue a jurar y cumplir la Constitucion en todos los parlamentos, nacional, autonomicos y locales.
    < Control sobre el sistema financiero nacional (productos que sacan, intereses y moras etc)
    < Poder votar en listas abiertas, pondriamos a los politicos a raya y sin duda serian mas profesionales (es lo que se exije ya en el siglo xxi ).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s