Mi pequeño duelo. ¡Larga vida al castillo de las artes!

IMG_6054Amigos y oyentes del programa. El pasado sábado 20 de junio tuve el placer y el honor de asistir al espectáculo de Zigma Danza llamado Estados. Un despliegue corporal tremendo, donde los diferentes puntos de euforia que genera la adicción, son recorridos y tratados con espectacularidad. Una obra humana y ¿por qué no? Moralista, que mantiene al espectador en constante tensión, conservando de manera brillante una conexión directa entre público y actor.

Paradójicamente, y entre otras muchas sensaciones, los constantes cambios de estado iban recorriendo poco a poco mi cuerpo. Finalmente, y al acabar la función, de entre todos ellos imperó uno: El de rabia.

Hoy lunes, 22 de junio de 2015 desisto, me he rendido. Hoy mi pluma está de luto. No habrá reseña literaria en señal de duelo. El Castillo de las artes, un hermoso y emblemático centro de investigación escénica ha cerrado sus puertas para siempre. Señoras y señores, una posibilidad cultural menos, una ocasión destruida, una ilusión pisoteada, un trabajo lapidado… Un proyecto sano, hermoso, maravilloso… Una carta de entretenimiento al pueblo que se pudre una vez más en las cloacas de la ignorancia política.

En el interior de aquellas históricas paredes, que a lo largo del último año nos han brindado la posibilidad diferente e insólita de mezclar la belleza patrimonial de nuestra tierra, Morón, con los numerosos proyectos culturales provenientes desde todos los rincones de España y el mundo, ha dejado de existir…

Más allá del criterio moralista que define el bien y el mal. Y me refiero, amigo Raúl Cortés, al trabajo del equipo que nos gobierna. Vamos a dejarlo ahí… Te diré que este que aquí escribe está tremendamente orgulloso de la labor que habéis realizado para promover las actividades culturales. Eventos de un nivel altísimo, organizados con un amor y una profesionalidad envidiable. Tan cercanos y humanos. En familia… Maravilloso, maravilloso…

Hoy es un día de luto cultural. Es un día triste. El castillo ya nunca más volverá a ser el mismo. Pero estoy seguro, que el pueblo de Morón, nuestra tierra, nuestra gente, cuando proyecte su mirada sobre aquel lejano montículo, recordará que un día, un chaval, joven, paisano, y valiente. Dio luz a las sombras de aquellas viejas y cansadas paredes. Dio a su pueblo una alternativa cultural tan distinta y grande, que no encajó dentro de un sistema aburrido y demasiado pequeño.

Para finalizar, me gustaría entonar una frase del filósofo friedrich Nietzsche:

La cultura y el Estado -no nos engañemos sobre esto- son rivales: el Estado de cultura no pasa de ser una idea moderna. Lo uno vive de lo otro, lo uno prospera a costa de lo otro. Todas las épocas grandes de la cultura son épocas de decadencia política: lo que es grande en el sentido de la cultura ha sido apolítico, incluso antipolítico.

¡Larga vida al castillo de las artes!

Anuncios

Un comentario en “Mi pequeño duelo. ¡Larga vida al castillo de las artes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s