“Alegato impersonal”(José Carlos Valverde)

“…Acabó por tirar del mantel cuadriculado que vestía el cristal de la mesa. En un movimiento irresponsable, tan irresponsable como se atreve a vestir la niñez, Claudia se había dejado caer sobre el paño. Sus manos resbalaban y tiraban del mismo. Para ella cualquier gesto significaba una parte del juego. La vajilla se estrellaba por completo contra el suelo del comedor. El áspero sonido recorrió los pasillos del cuartel hasta llegar a la cocina, como el rumor corrompe al hombre antes que la verdad pueda sonar en su boca. Y allí estaba su madre…
Fermina no se alteró. Secó sus manos y, cabizbaja, caminó por el pasillo hasta el lugar de los hechos. Al llegar miró a su hija, se acercó, recogió los restos de cristal amontonándolos en un rincón con sus manos, y soltó el poco aire que había en sus pulmones. De nuevo volvió a mirarla, parpadeó de forma incontrolada (su tic había vuelto a ganar), miró a ambos lados, y fue entonces cuando pudo liberar, por primera vez, su alegato más cómico e impersonal…
-Ay, Señor… ¿por qué demonios no inventaron la píldora de los cinco años después?”

cena-nochevieja-2015-madrid-dinamarca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s