“Prisión permanente revisable”, mi columna semanal para la Cadena SER

“…es reseñable que toda esa horda de buenas personas que en su día me persiguió con antorchas por escribir una reflexión sobre el feminismo exacerbado, ahora pide calma, silencio y respeto. Respeto también por alguien que ha asesinado a un niño de ocho años. Quizá esto de escribir sea demasiado arriesgado…”
“Prisión permanente revisable”, mi columna semanal para la Cadena SER.

Anuncios

¿Me acompañáis? “Nostalgia: 22 poemas de abril”. ¡Junio 2018!

Nostalgia: 22 poemas de abril, es una obra escrita en prosa poética. Veintidós canales que conciben la conexión existente entre los ciclos de la vida y el cambio estacional. Una dualidad sutil que proyecta el dolor y la felicidad en el camino del hombre. Desde el solsticio de invierno, al equinoccio de la primavera; desde el ocaso del individuo, hasta su elevación a la felicidad sufrida; de la oscuridad, a la luz. Ciclos e intervalos que residen en una escala ascendente de color. Con matices, olores, que irán transportando al lector en un viaje emocional, espacio-tiempo, que sitúa la tristeza y la prosperidad en los brazos del recuerdo, y en el corazón del prójimo”.

 

 

“Nada, pececillo”. Mi columna semanal para la Cadena SER Radio Morón

“…Se hace daño a quien menos puede defenderse, y nada es más barato ni más bajo que la hombría del agresor, porque cualquier signo inmediato de crueldad o amenaza basta para amedrentar a las personas pacíficas, para reducirlas a una parálisis hipnotizada de animales al filo del sacrificio…”
Con este espectacular fragmento de “La vida por delante”, de Muñoz Molina, os dejo mi columna de la semana para la Cadena SER Radio Morón, “Nada, pececillo”.

“Tormentas” (Nostalgia: 22 poemas de abril. Próximamente…)

En noches como esta necesito sacar el paraguas hasta en los espacios cerrados. Donde más le llueve al alma.

“Tormentas” (Nostalgia: 22 poemas de abril)

Hoy ha vuelto a llover. Justo ahora que había limpiado las ventanas de casa. En el cristal alguien ha escrito tu nombre, y me ha costado leerlo. No consigo entender cómo ha ocurrido, porque ha llegado otro ciclo y creí haberte olvidado. Las borrascas a las que tengo miedo no llegan desde el cielo, aunque me obligan a ver borroso, y a doblar hacia arriba los labios. Pensé que te habías marchado. Pero tú mantienes tu turno, desclavas las páginas selladas. Siempre apareces en los versos siguientes, aunque el sol haya vuelto a salir.

Ahora me gusta contemplar la lluvia tras el cristal. Quizá no haya sido tu nombre, solo el temporal en plena primavera lo que sorprenda de este lunes de abril. Y qué más da, hoy ha vuelto a llover. Eso es todo. Alguien ha borrado esas huellas. Las tormentas suelen dejar recogido el alma, pero despliegan un caudal de recuerdos.

Ajusta-la-velocidad-de-obturación

 

“¡Viva Andalucía!”, mi columna semanal para Cadena SER Radio Morón

“Lo que más me gusta del día de Andalucía es la ausencia de complejos. Las autonomías tienen una marcha más que está por encima de la convivencia nacional. Esta especie de futuro Estado Federal es capaz de borrar la memoria. Aunque tengamos que partirnos la cara por elegir, el día de mañana, una fecha en concreto. Si 4 de diciembre, o 28 de febrero… Uno puede engalanarse de color, clamar cualquier discurso patriótico de mano en pecho o puño en alto, entonar un himno con letra, sin esperar los corsés que tanto ansía esta sociedad moderna. Uno puede sentir su tierra como le venga en gana. Porque ese día las banderas no molestan…”
Os dejo mi columna semanal para la Cadena SER, “¡Viva Andalucía!”, por si no tenéis nada mejor que hacer. Pero una cosa, una bandera, es una bandera. Otra cosa es que nos guste o no…